viernes, 14 de marzo de 2014

La Cueva de los Mejillones





Nuestras Amigas de La Tana, han degustado hoy –entre otras cosas-  un Gewürstraminer del Somontano –Viñas del Vero-, que se toma de maravilla. Y el que prueba, repite, como esperamos que ocurra también en esta ocasión.


Dionisio intenta controlar lo que entra,




para que no le falte en las vitrinas.


Aunque una paletilla, de cuando en cuando, tampoco viene mal.
  


En La Tana hemos estado de vacaciones, mientras que nuestra amiga Viena ha conseguido –entre otras muchas cosas- preparar unos “Cannoli” impresionantes. ¡Dan ganas de morder!



Ruta Gastronómica de Invierno


Aprovechando las vacaciones, Javier, en su afán exploratorio, ha visitado una docena de locales, de los que, para no aburrir, señalaremos uno cada semana, por si alguno se anima.
Hoy recordamos la visita a El Candil, en Asturias.



Ahumados -salmón- caseros




Croquetas de marisco


Sapito -rape-


Mollejas de lechazo


Tarta de manzana


Profiteroles rellenos






Postales antiguas


Sabemos que lo de enviar postales es cosa del pasado, por lo que, aprovechando que estas vacaciones me he entretenido en ordenar un montón de postales antiguas, relacionadas todas ellas con el tema que nos ocupa, o sea la alimentación, pienso mostraros una cada semana, para que no olvidemos que, hace cien años, las postales era como el WhatsApp hoy en día.



Además de lo de las postales antiguas, quiero también comentar que hace ya un par de meses tuve ocasión de descubrir SALIDA 27, extraordinaria página de Cabo de Palos y La Manga, y, no recuerdo como, me apareció esta maravillosa foto:


Después de un rápido repaso con Google, enseguida completé la información.



En la página Senderismo de Los Belones, podemos ver cómo van de excursión hasta la cueva. ¡Qué envidia!

Leemos también en:


La cueva de los mejillones

“Fue descubierta el 15 de agosto de 1978 por Pedro Escudero y Andrés Ros, quienes lo comunicaron a la Universidad de Murcia.  A mediados de septiembre fue visitada por el arqueólogo García del Toro y la llamó así por encontrar en ella gran cantidad de conchas de estos bivalvos”.


2 comentarios:

  1. Debe ser interesante la ruta hacia la cueva de los mejillones y visitar la cueva. Antes solía hacer bastante senderismo, pero no sé como me he ido liando últimamente, que ahora no tengo tiempo para nada.
    Otra buena ruta, pero gastronómica, es la que se ha marcado Javier, por cierto, que mayor está ya Javielillo, lo he visto en la otra foto y madre mía, cómo ha crecido. Lo que sí he visto en esta ocasión, es que para los buenos platos que se presentan en ese restaurante, el postre me parece un poco pobre. Vamos, así visto desde fuera, que eso Javier tendrá que decirlo, pero en un menú con esos ahumados caseros que se ven inmejorables, o esas mollejas que se notan muy bien oficiadas, me parece que unos profiteroles son un recurso fácil que quedan como fuera de juego. Claro que si el relleno era original y mejor que en la mayoría de los casos, ahí ya me tengo que callar.
    De todas formas, mi experiencia me dice que en los postres fallan muchos buenos restaurantes. Una pena porque un buen postre pone la guinda a una buena comida y un postre mediocre la estropea, así que pienso que debían cuidar más el tema de los postres.
    No me cabe duda que en la Tana lo hacéis, no hay más que ver esas tartas que algunas veces nos has mostrado y que un día espero probar.
    Un abrazo.
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Viena:
      Le he comentado a Javier tu opinión y al parecer la tarta de manzana y los profiteroles estaban ricos. También –dice- procura no excederse con el dulce. Se centra más en la cocina salada sin pasarse con los postres; ¡no se puede con todo!
      De todas maneras, después de ver la foto de tus “Cannoli”, ya se nos quitan las ganas de pedir otras cosas.
      Un saludo,
      Sebastián Damunt

      Eliminar